Buscar
  • Comunidad Carismática Peruana

¿Quiénes son nuestros compañeros?

En tiempos difíciles, el desánimo, el temor y la tristeza pueden llegar a ser los compañeros de muchas personas que están tratando de salir adelante y superar tormentas. Pero hay otras personas que prefieren buscar compañeros más productivos y provechosos para sus vidas en circunstancias adversas, pero ¿De qué dependen los compañeros que elegimos las personas cuando todo parece oscuro y complicado? ¿Dependerá de nuestro estado de ánimo? ¿De la templanza de nuestro carácter? ¿De los consejos que recibimos en ese momento? La verdad es que elegir a nuestros compañeros cuando pasamos por un valle de prueba siempre va a depender de nuestra vida espiritual, cualquiera que sea el estado de esta.

Si hemos venido cultivando, cuidando nuestra vida espiritual y estamos teniendo tiempo de comunión con Dios, buscaremos siempre compañeros como el valor, la fe y la esperanza. Jamás aceptaremos los compañeros que nuestro estado de ánimo sugiera, pues sabremos en nuestro espíritu, que los sentimientos naturales, no son buenos consejeros, sino más bien todo lo contrario. Somos nosotros los que debemos encarrilar nuestros sentimientos y dirigirlos, pero esto solamente será posible si hemos cultivado una vida espiritual en comunión, dejándonos moldear por aquel quien nos ama, nuestro Padre. Es decir, si el Espíritu que mora en nosotros prevalece ante nuestra carne.


Es tan importante para la vida de un creyente, que quiere vivir en victoria, tomar tiempo cada día para orar, adorar y alabar a Dios; así como para estudiar su Palabra. Es de este tiempo de comunión del cual depende nuestra victoria o nuestra derrota.



Aquel que permanece fuerte en la comunión con el Señor, elegirá y permitirá los pensamientos y sentimientos que provienen de lo alto. Estos sentimientos son los que contribuirán no solo a la victoria, sino a que el camino que transitamos hasta conseguirla esté lleno de paz y gozo verdaderos.


En Romanos 8:28 dice: "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados."

Aquel que ama, busca pasar tiempo con la persona amada. Busquemos a nuestro Padre amado cada día de nuestras vidas y llenémonos de su amor, su poder y su gloria. Como resultado tendremos la certeza de que escogeremos los compañeros adecuados en toda situación y tendremos la victoria asegurada.


-

Pastora Paola Rengifo


42 vistas0 comentarios