Buscar
  • Comunidad Carismática Peruana

¿Le prestas tus manos?

Marcos 16:17-18 (NTV) Estas señales milagrosas acompañarán a los que creen: expulsarán demonios en mi nombre y hablarán nuevos idiomas. Podrán tomar serpientes en las manos sin que nada les pase y, si beben algo venenoso, no les hará daño. Pondrán sus manos sobre los enfermos, y ellos sanarán».

Jesús no nos mandó a hacer largas oraciones al Padre para impresionarle, ni nos mandó a ver “si podíamos” sanar a los enfermos o ha intentar hacerlo ¡No! Jesús NOS MANDÓ A SANAR A LOS ENFERMOS ;y este encargo no es solo para los pastores o ministros ordenados de la Iglesia, no es solo para los líderes o alguna “persona especial”, este encargo fue para “LOS QUE CREEN”. Dicho de otra forma, si tú crees en Jesús, estás autorizado para poner manos en los enfermos en su Nombre y sanarlos.


  • Tus manos no sanan, pero, el Nombre de Jesús, sí.

  • Tus manos no sanan, pero, la vida de Dios en ti, sí.

  • Tus manos no sanan, pero, la fe en su gracia, sí.

  • Lo único que tienes que hacer es creer en Jesús, saber que su Nombre tiene autoridad sobre la enfermedad, prestarle tus manos a Jesús, ponerlas sobre los enfermos y liberar tu fe en Él.


Sé que todos, la primera vez, siempre enfrentan pensamientos de temor y vergüenza; pero, te digo por experiencia que el temor se va disipando en la medida que sigues accionando la fe en obediencia a Dios. La primera vez que impuse manos sobre alguien cerré mis ojos muy fuerte para no “desconcentrarme” y no ponerme más nervioso; sin embargo, con el pasar del tiempo y de continuar haciéndolo, hoy ya no cierro mis ojos para no perderme el cómo ocurren los milagros. ¡A Él sea siempre toda la gloria!


Por eso, aquí viene otra clásica pregunta “¿Y si no se sana?”. Yo prefiero preguntarte “¿Y si sí se sana?”. Deja de pensar en esto como si fuera tu poder el que lo hiciese. A ti se te mando creer en su Nombre, imponer manos sobre los enfermos y punto. Deja que Dios haga su parte mientras tú haces la tuya. La fe descansa en el poder de Dios, cuando impongas manos descansa en que Dios es Fiel para hacer su parte.


Nuestra Iglesia, fue fundada y desarrollada basándose por la fe en la Palabra y sobre cientos de testimonios de milagros que hemos visto y oído en toda nuestra historia. Milagros en los cultos, en las casas, en las oficinas, en las calles, etc. Milagros ministrados por hombres, mujeres, adolescentes, jóvenes, profesionales y no profesionales, ministros y ovejas, por gente distinta; pero con algo en común: FE EN EL NOMBRE DE JESÚS Y… ¡MANOS!


Este artículo está escrito porque yo estoy listo para seguir viendo más y más milagros y sanidades ocurriendo por medio de cada uno de nosotros. ¡Estamos viviendo el poderoso avivamiento de los últimos tiempos donde Dios usará de manera poderosa al que se deje! ¿Estarás dispuesto a creer? ¿Estarás dispuesto a prestar tus manos?


Si es así, ¡Bienvenido al equipo ganador!


¡Dios es bueno, todo el tiempo!



Pastor Danny


55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo