Buscar
  • Comunidad Carismática Peruana

La Palabra está trabajando

1 Tesalonicenses 2:13
Por lo tanto, nunca dejamos de darle gracias a Dios de que cuando recibieron su mensaje de parte nuestra, ustedes no consideraron nuestras palabras como solo ideas humanas. Tomaron lo que dijimos como la misma palabra de Dios, la cual, por supuesto, lo es. Y esta palabra sigue actuando en ustedes los que creen.

Cuando nos alimentamos correctamente, nuestro organismo procesa el alimento recibido a fin de convertirlo en energía y para proporcionarle al organismo los nutrientes necesarios para su construcción, mantenimiento y reparación. ¿Todo eso ocurre cuando comes? Sí, aunque no lo veas, eso es lo que sucede.


No necesitas comprender lo que sucede dentro tuyo para que funcione, no necesitas saber qué conductos tomará para lograr su objetivo; tu misión es recibir el alimento y dejar que el aparato digestivo haga su labor.


¡Lo mismo sucede con la vida de fe! Tu labor es recibir el alimento de la Palabra, aun si no la entiendes o no se te ocurre cómo la fe se activará en tu corazón.


Tu labor es hacer lo que los tesalonicenses hicieron: recibieron la Palabra con hambre, como Palabra de Dios y no de hombres. Ellos abrieron el corazón y no pusieron en duda lo que Dios dijo, no perdieron el tiempo poniendo pretextos o excusas, ellos abrieron su corazón y recibieron el banquete de la Palabra de Dios con un hambre espiritual y apasionado.


¿Cuál es el resultado? Pablo dice “Y esta Palabra sigue actuando en ustedes los que creen”. Cuando recibes con fe la Palabra, esta empieza un trabajo dentro tuyo alimentando, dando energía, proveyendo fortaleza, nutriendo tu fe, animando tu alma y produciendo vida milagrosa. No importa si no lo ves o lo sientes hoy, CREE QUE LA PALABRA QUE HAS RECIBIDO (incluso la que estás recibiendo al leer este artículo) ESTÁ TRABAJANDO HOY EN TU VIDA.





La Palabra está trabajando dentro tuyo la sanidad que necesitas, porque es vida a los que la hallan y medicina a todo tu cuerpo. La Palabra está trabajando el milagro que esperas, porque más bienaventurado es el que sin ver ha creído. La Palabra está trabajando el cambio de conducta que esperas, porque ella tiene el poder para hacerte dar fruto.


Entonces, ¿qué necesitas con urgencia? ¡Un banquete de la Palabra! Así como es difícil pasar un día sin comer, que se te haga difícil pasar un día sin recibir la semilla de la Palabra de Dios.


Luego, cree que está obrando en ti, cree que está sucediendo hoy, que la Verdad está trabajando dentro tuyo. La verdad está trabajando la libertad que experimentarás mañana.


¡Dios es Bueno Todo el Tiempo!


Pastor Danny


89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo