Buscar
  • Comunidad Carismática Peruana

¡Iluminemos todo!

¡Que maravilloso privilegio que nos ha dado Dios de ser llamados sus hijos! Y no solo eso, sino que además nos ha dado una herencia junto con Cristo, la cual está descrita en su testamento, la Palabra de Dios. Esta es una herencia que no merecíamos, pero que Dios se complació en darnos por amor. Gracias a esta herencia tenemos muchos derechos (promesas) que tomar para beneficio de nuestras vidas y de las vidas de las personas que están a nuestro alrededor.


Juan 1:4 nos dice: "La Palabra le dio vida a todo lo creado, y su vida trajo luz a todos."

En este versículo vemos que fue Dios mediante su palabra quién creó todas las cosas, pues su Palabra está llena de vida y su Palabra o Verbo es Jesús (Juan 1:14). Es decir, que Jesús es la vida misma de Dios, dando vida e iluminando todo y a todos.


Es gracias a que somos herederos juntamente con Cristo que somos, tenemos y podemos hacer las mismas cosas que Él (Romanos 8:17); pero Cristo va aún más lejos, llamándonos a hacer mayores cosas que las que Él hizo en esta tierra (Juan 14:12).


Nuestro amado Padre puso la capacidad en nosotros de dar vida e iluminar todo y a todos, pues su simiente mora en nosotros. Esto es un privilegio, pero también es una responsabilidad que debemos de tomar. Dar vida e iluminar son capacidades que Dios nos regaló para que podamos usarlas en beneficio de los demás, y muchas veces no usamos este privilegio y no beneficiamos a nadie; por lo tanto, no estamos siguiendo la voluntad de Dios.


La gloria de Dios mora en nosotros y es nuestra responsabilidad hacerla correr por el mundo, para beneficiar a todas las personas que la están esperando. Tomemos este privilegio y llevémoslo a cabo con responsabilidad, demos vida e iluminemos siendo mediadores de salvación, cumpliendo nuestra función de ministros competentes del nuevo pacto. Llevemos la Palabra donde vayamos y demos las buenas nuevas con gozo de corazón.



Pastora Paola Rengifo


22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo