Buscar
  • Comunidad Carismática Peruana

Diseñados para el éxito

Muchas veces la palabra éxito nos parece tan inalcanzable y en realidad no es fácil llegar al éxito integral o total.


Toda persona anhela tener éxito en cada etapa de su vida. Por ejemplo, al comenzar a estudiar una carrera empiezas con una expectativa muy animosa de lo que quieres lograr. De igual modo cuando te casas estás expectante de que se cumpla en tu matrimonio la frase: "y vivieron felices por siempre". Lo mismo sucede cuando empiezas tu faceta de padre o cuando pones un negocio, pero cuando llegan las dificultades y los problemas, algunos caen o son derribados en su autoestima más rápido que otros. Algunos se levantan una y otra vez; otros no tanto, perdiendo la mirada y viendo al éxito desvanecerse frente a ellos sin haberlo siquiera tocado.



Pero, nos olvidamos que Dios no creó al hombre como un ser totalmente autosuficiente o independiente para que pueda lograr lo que quiera sin ayuda de Él; al contrario, Dios nos creó con total dependencia de Él.


La palabra dice: Jn 15:5: “» Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada."

Vemos que dice que sin Él nada podemos hacer y al leer este verso es cuando comenzamos a entender cuál es la receta para el éxito. La receta o secreto del éxito es vivir considerando a Jesús en cada área de nuestra vida, y aunque seamos tentados, por las circunstancias, a sacarlo de nuestra vida cuando todo parezca ir bien; el centro del éxito en tu vida y en mi vida sigue siendo Dios. Con Él todo y sin Él nada.


Ro 8:28: "Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos."

Y su amor está tan cargado de bendiciones que puedes confiar que cuando permaneces a su lado, nada de lo que pase en tu vida (problemas o adversidades) tienen el poder de destruirte, ni de traer calamidad, ni maldición a tu vida. Si realmente te apoyas en Él y en su palabra, el éxito que viene de Dios te alcanzará.


Atrévete a vivir con Jesús como el centro; y verás cómo el éxito te seguirá y te alcanzará.


¡¡¡Dios es Bueno!!!

¡¡¡Todo el Tiempo!!!!



Pastor Carlos Rengifo


27 vistas0 comentarios